"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

martes, 5 de junio de 2012

Ya no.

Y qué queda de mi, y del mar de sensaciones. Quiero algo más que avanzar un paso para retroceder dos. Algo así como llamarte y no sentir que estoy en un error al extrañarte tanto, mirarte a los ojos y sentir que ambos somos sinceros. No sé por qué pasan los años sobre mi, y yo aún sigo llegando a una cima, para despertar al día siguiente y ver que todo a comenzado de nuevo, una vez. Es algo cíclico que me me cuesta hacer parte de mi, y que no puedo frenar, a lo cual debo resignarme, y partir desde cero, como si no hubiese costado nada. Y voy dando vueltas en lo que ya está hecho, me cuesta continuar, y elegir caminos, elegir así como si los conociera, como si supiera a lo que voy. Siento más de lo que puedo decir, veo más de lo que puedo observar realmente. Muero más de lo que vivo, porque al final, la mayor parte del tiempo se va pensando en el pasado, ese que ya estoy olvidando o que recuerdo con un toque de angustia. Que pareciera encadenar mis pies, y no me deja avanzar. Y no sé qué pasa realmente, no sé si soy yo, o la vida, esa misma vida que viene y va de mi cuerpo, que cree que no la necesito, y que hago lo que quiero con ella. Pero a veces quiero más que vivir, quiero sentir que doy más de lo que tengo, que puedo hacer más de lo que hago. Quiero olvidarme de las frases que ya he escuchado muchas veces, para escucharlas una vez más y sentir que es la primera vez, y mirarte con emoción, y dejar mis sentimientos en palabras dichas con el alma, que cruzan mi boca tímida, que me traicionan de una manera maravillosa. Por favor, llámame antes de dormir, porque cada vez que no lo haces, siento que algo se quiebra dentro de mi, y no sé lo que es, pero duele, duele así mismo cuando vez quebrado el futuro, y cuando vez que la luz ya se ha apagado en la ventana.

No hay comentarios.: