"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

viernes, 29 de junio de 2012

Son las 3.00 am en punto. Tengo miedo, no sé de qué. Miro entre la cortina, y me siento como una niña que será secuestrada por los tan temidos marcianos. Me siento así, a la deriva. Tengo ese nudo frío en la garganta, que viene cada noche. Y siento hoy más que nunca el vacío que nunca se va, sólo que a ratos se siente menos y otros más. Ya no me importa quién pueda entrar, y leer esto, no esta madrugada, porque siento que he llevado una mochila tan pesada desde hace tanto, pero tanto tiempo, que he tenido tanto miedo de quitarmela, que la escondí sin pensarlo, en lo más profundo, hasta que se hizo parte de mi, pero yo nunca quise eso. No sé por qué siempre caigo en esto. Quiero, de verdad, llorar, así como nunca lo he hecho realmente, dejar de esconder toda la basura detrás de las palabras que a su vez no han dicho nada todo este tiempo, no sé por qué no supero la vida. Tengo miedo, y me siento totalmente sola "en un mar de gente". Quisiera un abrazo, un ambiente cálido, haber sido mejor en un pasado, y ser mejor en futuro. Quiero olvidarme de todo... Me gustaría recuperar la infancia y la inocencia que nunca tuve. Me gustaría decir "buenas noches" antes de empezar un nuevo día. Me doy asco.

No hay comentarios.: