"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

sábado, 21 de enero de 2012

Madrugada.


Quiero escuchar de tu boca las más fieles promesas, sentir de tu piel el más sincero calor. Que tu pasión me aclare cuánto es que me amas, y me deje entre ver, cuánto llegarás a amarme alguna vez. Necesito de ti, hoy más que nunca.
De un momento a otro todo cambia. Finalmente estoy aquí, adaptándome a la soledad, que marchita mi vida, en cada paso, en cada luna de un viernes por la noche, en cada cigarro, en cada cinta ya escuchada. Lo triste de la vida, es que no se puede rebobinar, y aún te estoy esperando, yo si recuerdo las promesas, yo si recuerdo las fechas, la primera vez, el primer amor, yo si te recuerdo tal y como ese día fiel, inolvidable, inalcanzable, yo si te recuerdo paciente, tranquilo, con el corazón quebrado, derramando pensamientos en papel.
Yo si me dejé llevar por ti, yo si di todo lo que tenía, yo si cerré los ojos y te amé, sin pensar en nada, sin razones, sin imaginar siquiera las palabras Destino-Confusiones-Futuro. Yo si te amo hasta que digo basta, yo si te miré mientras dormías. Yo si te abrasé sin que lo sintieras, yo sí te di todo... Yo si te di todo.
Tristeza encarcelada en pianos, están girando por mi cabeza. Llegan hasta un punto y se retroceden las ideas, te he estado buscando esta noche, te he esperado toda la vida.

1 comentario:

F dijo...

La tristeza encarcelada en pianos...hermoso irónicamente.

Paz.

F.