"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

miércoles, 17 de agosto de 2011

Escucho pianos angustiados de fondo. Querían quedarse realmente. Pero la frialdad, el poco entusiasmo, los arrojó fuera de casa, no pensaron en volver jamás.
Ellos miraban por las ventanas, y veían los viejos cuadros que les pertenecían. Pero nada podía romper una pared tan sólida. Lo que estaba a dentro de la casa, debían darlo por perdido.
Ellos buscaron muchas excusas para no marcharse antes, pero al final, la justicia llegó, para ellos, por que se fueron sin ser escuchados, y la casa cerró sus puertas, y ellos se quedaron sin nada. Se quedaron afuera, a enfrentar el mundo real, lleno de lluvias, de soles, de lunas, de vientos que hacían doler sus huesos. Acá nadie es culpable, acá nadie mintió. Sólo fue demaciado tarde.