"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

lunes, 15 de agosto de 2011

Despertar.

Me he olvidado de tantas cosas ya, que una más no podría tener tanto peso. Claro, la vida es una carrera de muchas vueltas. ¿Quién cometió el error de decir que caer con la misma piedra una y otra vez es malo?. Acaso de verdad, es necesario saber vivir?, es necesario entendernos unos a otros, es necesario llegar a la felicidad? por la que nos pasamos la vida, entregando todo, por esta felicidad utópica, arriesgándonos a ciegas a que existe, siendo que tal vez, es solo otra historia, de esas que suele contarle la gente a los niños antes de dormir. Y quién sabe. Nunca fui de arriesgar mucho. Tal vez es mi único error en la vida. Estar parada donde mismo, con todo lo que tengo, sin apostar, sin avanzar, queriendo uír de lo que he sentido este tiempo, de lo feo que se siente que ya nada pese en la vida, de que nada importe. Sentir tal vacío, que ni siquiera podría llamar odio, o amor, o resignación, o felicidad.
Ya no me miren a los ojos, por que en ellos ya no reflejo nada.
Ya no me gustan tanto los cigarrillos. No como antes.

No hay comentarios.: