"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

lunes, 18 de enero de 2010

De una mente resentida, a un corazón enamorado.

Lo sé querido corazón, te he hecho sufrir más de la cuenta, lo sé, es culpa mía que laslágrimas que tenías guardadas, salieran ayer... Perdoname querido corazón. Pero tú, más que nadie, sabe cuanto ha costado mantenernos en una linea, eres como ese algo que debo proteger, me cuesta dejarte ir tan facilmente, me cuesta asumir que sientes cosas extrañas, me cuesta convencerme al mirarte y ver que tus ilusiones son hermosas, y sobre todo sinceras, tengo miedo a verte mal herido de nuevo. No conocía estos sentimientos que hacen que llene mis neuronas... A veces hasta quedo en blanco de la forma más linda, solo tu me haces sentir eso. Quisiera que siempre fueramos los mejores amigos, sabes que no pensamos igual, y que de ninguna formano somos iguales, sabemos que a veces, encerramos a esa pobre alma y la hacemos sentarse a pensar en como reconciliarnos, pero hoy estoy aquí... Tratando de vivirte, y tratándo de comprender tus emociones, y asumir que haz crecido, que ya no dependes solo de esta mente desgastada... que eres un corazón lleno de armas, y que ya no me necesitas... De apoco estás derribando la pared que construí un día (tu sabes cual) para protegernos de todo, y de todos... Pero yo aún no tengo fuerzas para eso... Sé que tu podrás, lo lograrás, pero no me pidas que te ayude a eso, por que no puedo querido corazón... Y quisiera sanar todas tus heridas, todos los tropiezos, pero no me puedo oponer a el hecho de que te gusta correr riesgos, y eso es lo que me falta aprender de tí, y todos los buenos momentos, te los debo... Por que tu los has traído a mi, mientras yo solo soy una mente que se refugia y se defiende de todo el que se le acerque, y tu, querido corazón, haz sido el único que te haz acercado a ayudarme... Si puedes llevarme contigo a donde quiera que vayas, si quieres compartir un poco de tu felicidad conmigo.. aquí estaré... y si quieres refugiarte de nuevo, aquí están mis alas... Mi imaginación. Para mi querido corazón... de esta mente defenciba.

No hay comentarios.: