"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

domingo, 13 de diciembre de 2009

Lo siento, pero, hay tantas cosas que no puedo sacar de mi... tantos sentimientos oscuros que se esconden, y me estan haciendo daño. Por las noches no puedo dormir, mirando las formas que provoca la luz... Se refleja, y una vez más soy espantada por demonios ficticios. Llamaría a quien fuera de un grito para encender la luz, pero qué importa, el miedo sigue... por que aún no sé que hay detrás de esa sombra. Lo siento, pero, no me es tan fácil confiar tanto en las cosas... Pese a que tengo sueños... me desago siempre de los que veo inalcansables. No soy muy buena para querer del todo, y todo es miedo. Quisiera desgarrar todas estas emociones que no me gustan de mi corazón, sacarlas! y tirarlas a cualquier parte, de la cual no salieran más... Y todo es mente. Cómo puedo borrar las heridas del pasado, si al recordarlas siempre se hacen presente. Soy yo esa que aún sueña con bosques de pasto muy verde, y cielos completamente azules que se vean mucho mas lejos que el infinito. Soy yo esa que cierra los ojos, y cree que al abrirlos las cosas habrán mejorado un poco... Soy yo esa que cree... y que siempre termina con el corazón trizado. Y tengo tantas cosas que decir, pero también tantas cosas que algo evita decirlas... Todo se vuelve cuestión de palabras... Bueno, siempre dependí mucho de ellas. Y miro y miro el techo, y mis dedos sobre el teclado... y trato de inventar una manera de decirlo todo con muy pocas palabras, y busco y busco esas palabras... pero... es inutil... inutil como todos estos sentimientos que solo provocan un vacío dentro de mi, que solo hacen un silencio avismante por las noches... que solo hacen que mis ojos se alivien con un suspiro. Y todo... siempre queda en nada...

No hay comentarios.: