"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

jueves, 1 de octubre de 2009

Existir...

Respiraba sólo por que tu me lo pedías, contra mi voluntad... Me mentí, me humillé, y callé. A escepción de otras veces, esta fue por otros. No tengo ganas de levantarme en las mañanas, y todos piensan que es por que soy baga, y aquellos que lo dicen no saben nada...

Mi ojos estan inchados, y mi voz un poco ronca. Mi mirada es fría y fija, a veces pensativa... Y la única razón es que antes si tenía una razón, si, había una que me hacia despertar feliz en la mañana, que hacía que mi corazón fuese más rápido, que mi ánimo no fuera solo eso, si no que se transformaba en euforia. Me gustaba sentir nervios... Y he llegado a la conclusión de que soy una persona la cual disfruta como a nada las sensaciones. Si, le he contado a algunos lo mucho que me gusta sentirme mal, lo mucho que me gusta el dolor, lo mucho que me gusta sentir nervios, y no he recibido respuestas distintas a "Estás loca"... Y si es así, que tiene?.

Siento que por más que todos creen saber como soy, como y lo que siento, nadie me conoce realmente, nadie sabe que tengo una extraña fascinación por el fuego y sus colores y olores. Nadie sabe que me gusta el ardor de morderse los labios, que me gustan los espejos rotos... Y no es algo macabro, si no que para mi, son cosas por las cuales hay algo más que un gusto, hay una pasión...

Pocos saben que me atrae el feminismo... Que le tengo miedo a los extraterrestres. Que cuando despierto en la mañana lo primero que hago es ver la hora... Y aquellos, o aquella persona que lo sabe es quien me hace sonreír a pesar de estar mal...
Me gusta esta vida que tomé... llena de emociones, de problemas por resolver, llena de seres que me piden a gritos ayuda, y sé que puedo darselas... Ojalá aquellos que se hacen los sordos pudiesen entender que quizá todo lo que hago, no se trata de estar, se trata de querer existir... cometer errores, y aprender a levantarse...

No hay comentarios.: