"Hay un lugar donde no hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire. Donde no se comparten los espacios infinitos; no es este mundoni es otro, ni ambos. No hay ni sol ni luna. No puedes llegar a él ni abandonarlo; ni quedarte. Ni naces ni mueres.No estáfijo ni móvil, no está fundado en nada. Se llama NIRVANA, De hecho, es el fin del sufrimiento."

lunes, 20 de abril de 2009

APRICIONADA.-

Si fui cómplice de las tristes canciones esta tarde, pude caer en el amargo y a la vez tan dulce sabor de sentir el corazón destrozado... A cada minuto, aquel viejo cofre iba revelando las cosas ya olvidas. Las hojas a medio escribir, el lápiz sin punta, la goma sucia tanto borrar... Tantos errores... Tantas verdades... Todas las tardes en que un suspiro aliviaba más al corazón que el propio cuerpo. No puedo dormir, estoy esperando encontrar las palabras precisas para no herir, estoy tratando de buscar si es que en algún espacio de mi mente desesperada se encuentra la respuesta que nunca pensé dar... Voy caminando por estas calles tan vacías, y las miradas tan frías, que siento remecer mis huesos. El miedo que invade mi alma, ya no es sólo un simple temor a la gente, si no a la vida... Me siento caer en un pozo sin fondo, y ya llevo tanto tiempo aquí, que siento áncias de caer luego. Aunque sea bueno o malo. Las paredes trizadas en las calles, las lágrimas que caen son más intensas que una noche de luna llena... por que aquellas lágrimas están bañadas de dolor. Del licor que más embriaga el alma... Que de apoco nos pudre, me gusta sentirlo, me hace morir, y renacer a la vez...
Hoy será una noche más en desvelo, será una noche más en que no habrá luz en la habitación, será una noche más, si, de esas que me hacen suspirar al no saber que hacer...

No hay comentarios.: